lunes, 22 de febrero de 2010

.:Capítulo 1:.

Hagamos un trato




Hola! Mi nombre es Elii Ozera, soy una chica menuda que me gusta leer y soy callada y un poco antipática. A pesar de eso tengo un grupo de chicos amigos que somos muy unidos, formado por: Nicholas, Marcus, Peter, Angel, William y unos chicos más.

Me gusta el chico más popular de la escuela, su nombre es Sebastian. él es lindo, pero un poco frío, pero a pesar de eso el año pasado, cuando entró al instituto, a todos les pareció interesante y empezó a ocupar un lugar en la realeza adolescente del Studient High School. No hablo con él, pero se sienta a mi lado en la clase de Ciencias. A veces lo descubro mirándome con interés.

-Hola.-murmuré como siempre al sentarme a su lado.

El se giró, y en sus ojos pude vislumbrar que, raramente, estaba feliz de verme. No lo entendía. A veces me miraba como si me hubiera estado esperando, y a veces ni se percataba de mi presencia. Hombres.

-Elii.-dijo, casi confundido. Como si hubiera estado soñando, y la yo de verdad hubiera sustituido a la fantasma.

-¿Sí?-dije, sarcástica e interesada a la vez.

-Quería preguntartesi quieres salir hoy al Timmer's a eso de las 8:00.

El Timmer's es un bar que queda a la vuelta de la casa de Sebastian, sí, se dónde queda su casa y qué. Es famoso por sus batidos de crema y su tranquilidad, así que por allí no hay muchos chismosos o mucho barullo.

Arqueé una ceja incréula, sin creer que él haya dicho eso. Se encogió de hombros.

-Vale.-dije en un suspiro.

En ese momento, el profesor Harrison entró en el salón muy úfano. Él era el tipo de profesor que le gustaba poner en rídiculo a sus alumnos, en especial, a mi grupo porque eramos los que más bromeabamos.

-Hey, El.-me dijo Nicholas.-¿Qué hace un profesor de ciencias con una modelo de Givenchy en su propio salón de clase?

-¿Estudiando las casualidades de la vida?-dije con una sonrisa.

Todo el salón de clase rompió en risas ahogadas, el profesor adoptóuna expresión de hielo y todos callaron. Se acercó lentamente hacia mi banco, y me miró con sus ojos azules penetrantes atravesándome.

-¿Srta. Ozera, va a dejar de hacer comentarios inútiles o decidirá hacer algo más inteligente?

-¿Qué,Sr. Harrison?¿Prefiere una modelo de Channel?-juero que por el rabillo del ojo vi a Sebastian sonreir.

El profesor Harrison me miró con un brillo perverso en los ojos, y me dedicó una sonrisa fugaz.

-Se quedará después de la campana para cumplir su castigo con el sr. Lebben.

-¡Pero es viernes!-exclamé indignada, él levanto una ceja esperando a que dijjiera algo más:-Sí, profesor Harrison.

El salón de clase se fue vaciando lentamente cuando la clase llegó a su fin. No podía creer que un viernes, gracias a mi gran ego, tuviera que quedarme después de clase. Y con Sebastian

-Srta. Ozera, tendrá que limpiar el salón hoy.

-Está bromeando, ¿verdad?-le dije incrédula.

-Yo no bromeo.

Solté un bufido luego de poner los ojos en blanco.

-Como quiera, pero esta me las va a pagar.

-Hare como que no dijo nada, srta. Ozera. Puede llegar a ser muy grosera a veces, sabe.

Le sonreí con malicia.

-Lo se.

Limpiar apesta. Digan lo que quieran, pero fue una tortura estar adentro de un salón de ciencias con un chico sarcástico, que ni siquiera me habla, limpiando. Lo único bueno fue el stereo del profesor Harrison tiene alto volumen, así que puse la canción Tik Tok  de  Ke$ha  a todo lo que daba; hasta que Mrs. Sacarcástico me dijo que le bajara. Aguafiestas.

Me estoy preparando para la "cita". Saben, no se si debería llamarlo cita, pero que más da. Me puse una camisa blanca, nada de otro mundo, y un jean. No me gusta ser muy creativa con la ropa a veces.

Cuando llegué al Timmer's, Sebastian estaba relajado en una silla algo adormilado. Al verme se puso en guardia, y se pudo ver como todos los músculos se le tensaban. Me acerqué lentamente a él, y me senté en la silla en frente. ¿Qué se supone que debo hacer en una cita con mi amor platónico?

Esto no pasa en la vida real, sólo en las peliculas. Creo que no debería haber venido, pero antes de que pudiera hacer algo él me dice:

-Necesito pedirte un favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario